Alma, mente y cuerpo.

Un alma sana reside en un cuerpo sano y una mente sana.

– Soul Eater.

 

En este mundo no sólo se ve el resultado del entrenamiento físico, sino también del mental. A los tontos se les distingue de lejos, por muy cuadrados que estén.

Así pues, seré breve: si dedicas una hora o dos al gimnasio, plantéate dedicarle alguna más a poner tu cerebro en marcha, como aprender habilidades nuevas, darle a algún arte o a hacer figuras de personajes de nintendo.

Pero sobretodo, aprende a crear hábitos saludables y a identificar los más perjudiciales. Porque somos seres de costumbres, la costumbre se genera a base de actos y una mente sana no es capaz de controlar los actos si estos están al servicio de un vicio, valga la fácil rima.

Cuida todo lo que eres, porque eres todo lo que tienes.

Citius, altius, fortius.

Tensores: el complemento a las mancuernas

Bien, pues entrenas en casa y tienes tu pequeño equipo de mancuernas e incluso una barra larga.

Aparte de lo pesado que puede llegar a ser cambiar de peso continuamente si sólo cuentas con mancuernas corrientes, contar sólo con mancuernas puede dejar con hambre a algún grupo muscular.

Así pues, decidí pillarme unos tensores. Y en mis manos cayeron:

Os cuento. Cuando uno se mete dos años al gimnasio y luego decide entrenar en su casa, las mancuernas se quedan cortas. Y si tienes dificultades para instalar grandes aparatos, la cosa se puede poner frustrante. Este aparato es una solución de las más económicas y ligeras. Y complementa el ejercicio lo que no está escrito.

El esfuerzo de estos se mide también en kilogramos, y se refiere ni más ni menos a la fuerza que hay que hacer para poder deformar la cuerda. Estos que tengo en mi poder, de la marca Salter, aumentan la fuerza en 6.5 kg por cada cuerda que le incluímos. Es decir, concretamente éste abarca pesos de 6.5 a 40 kg, que no está mal. Aunque aumentar 6.5 kilos de golpe puede ser muy brutal en algunos grupos musculares.

¿Lo mejor? Este trasto es lo más versátil del mundo. Al ser tan ligero, puedes llevártelo de viaje a donde sea y no dejar de hacer ejercicio. Poner y quitar peso es instantáneo. Además, con un poco de imaginación, puedes hacer cualquier tipo de ejercicio de cualquier grupo muscular. Quizá debas contar con diferentes cables tensores para aumentar el repertorio, pero es algo fácil de agenciarse..

¿Lo peor? La posibilidad de lesionarse. Los tensores están tirando continuamente, y puede desembocar en un movimiento brusco que te deje bastante mal-parado. Así pues, no conviene sobreesforzarse ni empezar antes de documentarse bien.

La forma en la que hay que usarlos requiere tener en cuenta algunas reglas básicas. Cuando los conseguí, encontré de primeras un pdf bastante extenso donde proponen diferentes ejercicios y nociones básicas acerca de los tensores. Os lo recomiendo para empezar: http://www.carlosteopatia.com/libro.pdf

Personalmente, me han ayudado mucho con ejercicios de espalda y tríceps. Hacía tiempo que no tenía agujetas en la espalda.

Insisto en echar un ojo al PDF. No quiero convertir este blog en un “how-to”, pues no estoy cualificado para decir cómo hacer los ejercicios. Yo sólo pruebo material y comento. El documento enlazado se localiza en los primeros enlaces de Google con las palabras clave: ejercicios tensor.

Hay diferentes tipos de tensores según la herramienta. En Decathlon podéis encontrar unos de goma con diferentes propiedades para que sean más o menos resistentes. Creo que tienen una vida media de 2-4 años.

Por lo demás, Internet es vuestro amigo si no contáis con otras tiendas especializadas cerca.

Mi conclusión:

Merece la pena contar con estos entre el material básico. Si puedes atarlo a algún lugar de los alrededores para complementar, la cantidad de ejercicios que puedes hacer aumenta increíblemente. Eso sí, conviene practicar con cuidado, pues puede causar lesiones importantes si realizas una mala ejecución o un ejercicio con peso inadecuado.
Ayuda en espalda y permite entrenar varios grupos musculares a la vez. Con imaginación, puedes entrenar de mil maneras.
El armamento ligero tiene una ligera pega, y es que probablemente el cable-tensor deba ser sustituido periódicamente en un lapso de varios años. Pero qué queréis que os diga. Merece la pena, y no se oxida.

Sigo buscando, y os aseguro que yo no tengo apenas experiencia en este mundo, así que lanzo la pregunta: ¿qué otros productos recomendaríais probar a quien entrena en casa?

Citius, altius, fortius.

¿Dónde están las ganas?

Esto me pasa día sí y día también:

Puaf. Hoy no me apetece. Mañana.

Hasta que empiezas.

El ejercicio es adictivo, así que no me voy a andar con tonterías de motivación, mirar fotos, compararse con otros, ni pósters ni leches.

Si no haces ejercicio simplemente es porque no te apetece, haz un par de flexiones, pega una carrerita, haz algunas flexiones. Ponte algo de música que te ponga en estado si hace falta.

Engancha. Y sigues. Porque gusta, sea por lo que sea.

Así que mi breve consejo amateur del día es que toméis la pereza como un signo de hacer algo antes de que os aplatanéis más. Nunca es mal momento para hacer algo de ejercicio.

 

Consejo no válido para los que acaban de empezar

 

A moverse se ha dicho.

Apps de seguimiento

Con el mundo del Smartphone ya se puede encontrar de todo en el móvil. Mi objeto de interés estas últimas semanas han sido los programas de seguimiento durante el entrenamiento. Concretamente, durante las carreras.

Pasa una cosa: correr solo acaba siendo repetitivo y aburrido en ocasiones. Con un compañero te picas, das ánimos, te esfuerzas y te mola la leche aguantar más que él. Pero si vas solo te toca tener una fuerza de voluntad de hierro y un objetivo claro o al final flojeas y lo dejas. Así pues, ¿qué menos que controlar tu rendimiento para no flaquear? Esto está fácil hoy en día con las aplicaciones que tenemos por la Play Store (porque de Mac no tengo ni idea).

Una cosa digo antes de presentaros los programas: si realmente queréis usarlos os recomiendo usar una abrazadera que pueda contener vuestro móvil. No recomiendo en general correr con trasto en la mano, y es bastante más cómodo llevarlo incorporado en el cuerpo. Estas cosas cuestan de 7 a 20 pavos según la marca y el sitio donde las compréis, y al final se amortiza. Lo recomiendo.

Aunque he llegado a encontrar alguna más, me quedo principalmente con dos: Nike Running y Endomondo. Y ahora creo que me toca exponerlas un poco.

 

 NIKE RUNNING

Sobra decir que esta aplicación es de Nike, está claro. Tiene la ventaja de que es gratuita, a cambio de incluir en su menú un enlace a su tienda. Por suerte, ni molesta ni interviene si no lo buscas. Pero al caso, cómo funciona:

Me gusta su interfaz. Es sencilla, ordenada y blanqui-roja. Es bastante fácil de emplear para los que no quieren complicarse la vida.

Desde el menú de inicio que se encuentra en la parte superior de la pantalla se acceden a todas las opciones del programa y para hacerlo funcionar no hay más que darle a “Corre” y elegir el tipo de carretera por el que correrá. Entre los tipos de carrera, contamos con interior o exterior (para la intensidad del sonido) y carrera normal, por tiempo o por distancia. Cuentas además con una lista de música (pre-configurada) que quieres escuchar. Todo lo que hagas quedará indicado en una gráfica de rendimiento. Simple, efectivo y para todos los corredores.

 

Durante la carrera conviene tener activado la wifi y el geoposicionamiento, de forma que el programa pueda seguirte a lo largo de tu trayectoria, midiendo tu velocidad y recorrido. Al final, te mostrará tu rendimiento,  el mapa del camino recorrido, la comparación con otras carreras y la posibilidad de compartirlo a través de Twitter o de Facebook, por si te sientes muy orgulloso.

Tras cada carrera es posible que se otorguen logros (desde mi punto de vista, una gamificación un tanto cutre, pero que tampoco estorba) y podrás indicar cómo te sientes respecto a la carrera, el camino por el que corriste y la zapatilla usada.

Las carreras se graficarán acumulativamente conforme corras, permitiendo hacer una comparativa evolutiva.

Conclusión: simple, pero sirve. Da un punto de referencia sobre el que moverse cuando sales a correr.

Lo mejor

  • Gráficas comparativas.
  • Gráficas de rendimiento.
  • Listas de música personalizadas.

Lo peor

  • Poco social.
  • Voces en inglés.
  • Mide las distancias en millas.

ENDOMONDO

Esta aplicación es más social, y le da un valor añadido bastante gordo respecto a Nike. Es como tener varios compañeros con los que picarte, pero corriendo solo.

Ésta se trata de otra aplicación gratuita de uso sencillo con una interfaz sospechosamente parecida a la  de Nike (o al revés). Endomondo tiene además una versión Pro por la que te darán el coñazo cada vez que abras la aplicación. Nada con lo que no podamos lidiar.

Esta es su interfaz:

 

 

 

 

 

 

 

 

Sí, se parece. Pero llama la atención algo: esto tiene más funcionalidad, más sustancia.

Aunque yo ya sabía que era social, no me imaginaba que contendría algo tan alucinante como una lista de rutas hechas por la gente de tu propia ciudad. Estas indican la distancia recorrida y el tiempo aproximado de carrera. Brutal para ir variando.

Por lo demás, en Novedades puedes ver las nuevas carreras de tus amigos, y en Historia visualizar las tuyas propias.

El factor social en este tipo de aplicación lo considero un must-have. Alimenta la competitividad y permite dar lo mejor de uno mismo en un momento dado.

Además, permite la participación de la propia comunidad en cosas como confeccionar rutas para los seguidores, y lo que se les ocurra a los diseñadores.

Además, la aplicación informa el tiempo en hacer una vuelta (un kilómetro) periódicamente, aunque lo haga en inglés.

 

 

Si te cansas durante la carrera, podrás pausar el programa para que no lo tenga en cuenta en el rendimiento global. Y eso es algo que se agradece a la hora de colgar las cosas por la red, oye.

Finalmente, y para dejaros con el gusanillo de probarlo, la aplicación permite configurar el tipo de entrenamiento. Os dejo con la imagen, que se explica mejor que yo:

Como veis, es posible decidir con qué objetivo sales a correr en cada momento: correr por correr, correr por tiempo, espacio o calorías, superar la marca de un amigo, terminar una ruta, superarte a ti mismo o entrenar a intervalos.

De todo, para todo gusto y todo color. Incluido el octarino.

 

 

 

 

Lo mejor.

  • Sencilla.
  • Social.
  • Mapas de ruta locales.
  • Indicaciones de voz.
  • Distancias en kilómetros.
  • Tiempos de vuelta.
  • Configuración de entrenamiento.

Lo Peor.

  • En inglés.

Estos son los dos programas de mi interés. Personalmente, Endomondo aporta más al entrenamiento en general. Esto es como cuando vas al gimnasio solo o con un colega. Se nota.

Por lo demás, le tengo echado el ojo a otras aplicaciones:

Run, Zombies.

A priori diría que mola. Parece una aplicación para correr gamificada y entretenida. Sin embargo, vale 6 leros ni más ni menos… y personalmente, me parece abusar.

Micoach.

Recomendada por mi colega Quique, me la he bajado y he estado toqueteándola. Pero es bastante más complicada que los programas de correr que he puesto, y parece enfocada más en el entrenamiento general (fuerza). Cuando  la domine, puede que la exponga en algún momento.

Si conocéis más aplicaciones, soy todo oídos. Me encanta probar estos cachivaches.

 

 

Entrena: intro

El ejercicio y el deporte se han convertido en un hobby. O más bien, el esfuerzo físico en general. Y como tal, le dedicaré un subdominio entero para él solo.

Entrena está orientado al desempeño y evolución físicos en general. No es una guía, no indica cómo coger peso puesto que entreno por mi cuenta y probablemente no haga bien aconsejando. Sí que puede, sin embargo, ofrecer otro punto de vista en cuanto al deporte y el ejercicio. El de la gente que no busca perder peso, sino ponerse en forma. El punto de vista del entrenamiento orientado a la autosuperación constante.

Citius, altius, fortius.

Sed bienvenidos.