Tensores: el complemento a las mancuernas

Bien, pues entrenas en casa y tienes tu pequeño equipo de mancuernas e incluso una barra larga.

Aparte de lo pesado que puede llegar a ser cambiar de peso continuamente si sólo cuentas con mancuernas corrientes, contar sólo con mancuernas puede dejar con hambre a algún grupo muscular.

Así pues, decidí pillarme unos tensores. Y en mis manos cayeron:

Os cuento. Cuando uno se mete dos años al gimnasio y luego decide entrenar en su casa, las mancuernas se quedan cortas. Y si tienes dificultades para instalar grandes aparatos, la cosa se puede poner frustrante. Este aparato es una solución de las más económicas y ligeras. Y complementa el ejercicio lo que no está escrito.

El esfuerzo de estos se mide también en kilogramos, y se refiere ni más ni menos a la fuerza que hay que hacer para poder deformar la cuerda. Estos que tengo en mi poder, de la marca Salter, aumentan la fuerza en 6.5 kg por cada cuerda que le incluímos. Es decir, concretamente éste abarca pesos de 6.5 a 40 kg, que no está mal. Aunque aumentar 6.5 kilos de golpe puede ser muy brutal en algunos grupos musculares.

¿Lo mejor? Este trasto es lo más versátil del mundo. Al ser tan ligero, puedes llevártelo de viaje a donde sea y no dejar de hacer ejercicio. Poner y quitar peso es instantáneo. Además, con un poco de imaginación, puedes hacer cualquier tipo de ejercicio de cualquier grupo muscular. Quizá debas contar con diferentes cables tensores para aumentar el repertorio, pero es algo fácil de agenciarse..

¿Lo peor? La posibilidad de lesionarse. Los tensores están tirando continuamente, y puede desembocar en un movimiento brusco que te deje bastante mal-parado. Así pues, no conviene sobreesforzarse ni empezar antes de documentarse bien.

La forma en la que hay que usarlos requiere tener en cuenta algunas reglas básicas. Cuando los conseguí, encontré de primeras un pdf bastante extenso donde proponen diferentes ejercicios y nociones básicas acerca de los tensores. Os lo recomiendo para empezar: http://www.carlosteopatia.com/libro.pdf

Personalmente, me han ayudado mucho con ejercicios de espalda y tríceps. Hacía tiempo que no tenía agujetas en la espalda.

Insisto en echar un ojo al PDF. No quiero convertir este blog en un “how-to”, pues no estoy cualificado para decir cómo hacer los ejercicios. Yo sólo pruebo material y comento. El documento enlazado se localiza en los primeros enlaces de Google con las palabras clave: ejercicios tensor.

Hay diferentes tipos de tensores según la herramienta. En Decathlon podéis encontrar unos de goma con diferentes propiedades para que sean más o menos resistentes. Creo que tienen una vida media de 2-4 años.

Por lo demás, Internet es vuestro amigo si no contáis con otras tiendas especializadas cerca.

Mi conclusión:

Merece la pena contar con estos entre el material básico. Si puedes atarlo a algún lugar de los alrededores para complementar, la cantidad de ejercicios que puedes hacer aumenta increíblemente. Eso sí, conviene practicar con cuidado, pues puede causar lesiones importantes si realizas una mala ejecución o un ejercicio con peso inadecuado.
Ayuda en espalda y permite entrenar varios grupos musculares a la vez. Con imaginación, puedes entrenar de mil maneras.
El armamento ligero tiene una ligera pega, y es que probablemente el cable-tensor deba ser sustituido periódicamente en un lapso de varios años. Pero qué queréis que os diga. Merece la pena, y no se oxida.

Sigo buscando, y os aseguro que yo no tengo apenas experiencia en este mundo, así que lanzo la pregunta: ¿qué otros productos recomendaríais probar a quien entrena en casa?

Citius, altius, fortius.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *